¿Contra las TED Talks?

Mentiría si dijera que no me gustan las TED Talks. Hay muchas que son buenas en verdad. De hecho, me gustan lo suficiente como para haber asistido a la última que se realizó el año pasado en la Universidad Central, en Caracas. Que además de no ser gratuita, implicó dormir en el autobús de ida y de vuelta, tanto para recortar gastos como para cumplir con otras responsabilidades. Uno no se toma esas molestias ni se expone a tanta incomodidad por algo que le disgusta del todo.

Aun así, el formato TED (ahora extendido a otros formatos y eventos similares) siempre me ha producido cierto ruido. Pensado desde lo breve, desde lo rápido y, por supuesto, desde las respuestas directas y redondas. Estas exposiciones son sobre todo eso: redondas. Algo como «este es el problema que tenemos, y aquí yo les traigo la solución definitiva para superarlo». A veces esas soluciones son realmente interesantes y por lo general son el resultado de mucha experiencia y trabajo. Otras veces no tanto. Pero en todo caso parece que siempre buscan darnos una conclusión cerrada y feliz.

TED

Es curioso que haya sido precisamente en una de estas charlas donde escuché a una experta en creatividad hablar sobre la importancia de las preguntas y de cómo su formulación puede obstaculizar o abrir la posibilidad de respuestas creativas en las escuelas. Pues la pregunta es el marco dentro del cual caerá la respuesta, nos dice con acierto. Sin embargo, ella misma deja más respuestas que preguntas abiertas a través de su intervención.

Las charlas TED se basan muy poco en generar dudas y se prestan demasiado fácilmente a las fórmulas prefabricadas. Lo que, por otra parte, no es de extrañar en una época en que las librerías (e Internet) están forradas de manuales de autoayuda y de emprendimiento. Reflexividad, diría Giddens. Una búsqueda permanente de certeza cuando, según Bauman, la realidad parece discurrir de manera tan fluida que nos roba cualquier sensación de certidumbre. El problema quizá, no son las respuestas fáciles y masticadas, que existían mucho antes de las charlas TED, sino que cada vez más gente (de todos los ámbitos) se contenta con ellas, según parece.

La revolución por venir

Otra cuestión, distinta pero vinculada con lo anterior, es el problemático objetivo que supuestamente motiva los eventos TED. «Potenciar el poder de las ideas para cambiar el mundo», dicen. Una declaración que parece muy grande («cambiar el mundo») y a la vez muy distante de las recetas encapsuladas en poco más de 15 minutos que nos ofrecen.

Y es que se puede insistir mucho en la necesidad y en la bondad del cambio e, incluso, en las revoluciones por venir (o que ya están aquí), pero la verdad es que pocas veces las recetas son revolucionarias. Quizá confundiendo velocidad con revolución, muchas charlas TED parece que partiesen de la asunción de que estos tiempos son ya revolucionarios en sí mismos y, por lo tanto, lo que nos queda es adaptarnos a esa «natural» transformación constante y acelerada. Como si adaptarse a la aparente inevitabilidad de nuestro mundo fuese la única revolución posible. Una opción cuando menos triste si consideramos que nuestro mundo dista aún bastante de ser un mundo ideal para todas y todos. En fin, un marco, bastante estrecho y limitado, muy poco propenso a producir las respuestas creativas y las «ideas para cambiar el mundo» que tanto mueven a TED y a la cultura que lo rodea.

Anuncios

2 comentarios en “¿Contra las TED Talks?”

  1. Interesante! De cualquier forma, creo que cada charla es un mundo en sí mismo, y algunas se encuadran con el formato que planteas, mientras otras sirven para -en poco tiempo- generar rupturas con esquemas previos de los oyentes/espectadores, motivar la búsqueda, dejar, si no una pregunta, al menos un tema distinto picando en la cabeza.
    Muy acertada igualmente la observación sobre la obsesión a las respuestas rápidas y prefabricadas de nuestro tiempo! “La aventura del conocimiento y el aprendizaje” de Dolina es un excelente texto al respecto :)

    Le gusta a 1 persona

¿Algo que aportar? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s