Comentarios

¿Por qué no saben hablar los candidatos a la ANC?

Han pasado tres días desde que el Consejo Nacional Electoral (CNE) diera los primeros resultados de las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y todavía no se tienen resultados “definitivos”. En efecto, si usted entra al sitio web del CNE y trata de acceder a los mismos, el sistema le informará que “en estos momentos estamos actualizando información, en breves momentos estaremos informando“. Están en pdf los resultados referidos a los “pueblos y comunidades indígenas”, pero solo los nombres de los ganadores y sus cédulas de identidad. Nada de números de electores que votaron por ellos como representantes. Por otro lado, un representante de SmartMatic abonó con sus declaraciones a la poca credibilidad del proceso diciendo que “La diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”. Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Comentarios

El orden natural de Zootopia

Soy como una secretaria venida a más. Yo creo que el Alcalde solo buscaba el voto de las ovejas, pero me regalo esa taza… se siente bien sentirse considerada. (Bellwether)

Zootopia se trata de una coneja llamada Judy Hopps que quiere ser policía. El problema con el que se enfrenta Judy es que, en la civilización animal, las funciones policiales han sido monopolizadas por las especies de mayor tamaño, desde hace tanto tanto tiempo que ya se ha olvidado desde cuándo las cosas comenzaron a operar así. Y es gracias a este olvido que ese monopolio se ha instituido y se reproduce como el “orden natural” de las cosas. Judy debe sobreponerse entonces, no digamos ya los prejuicios de la sociedad en la que vive, sino el orden mismo que la condena “por naturaleza” a no ser más que una conejita rural y a dedicarse al negocio de su familia (sembrar y vender zanahorias en el campo). Sigue leyendo

Estándar
Comentarios

Tiqqun, la Jovencita y el esencialismo

En el Tiqqun, el ser regresa al ser, la nada a la nada. El cumplimiento de la Justicia es su abolición. (Y bien, ¡la guerra!)

Si la biopolítica hace de nuestros cuerpos el dispositivo de reproducción social por excelencia, parece que no hay demasiadas posibilidades de escapar, más que volviendo a un plano esencial de lo que somos. En este sentido, Tiqqun se inscribe en esa tradición revolucionaria (particularmente de filiación marxista) que insiste en la evocación de lo «verdadero» como realidad oculta(da) por el Poder. La Jovencita no sería más que el sujeto alienado, la falsa conciencia encarnada: un tipo muy particular de Bloom llevado a su extremo. La cultura sirve para darnos la ilusión de libertad y mantenernos contentos mientras se nos oprime veladamente. Sigue leyendo

Estándar
Comentarios

El cuerpo de la Jovencita (la biopolítica)

La Jovencita se produce cotidianamente en cuanto tal mediante la reproducción maníaca del ethos dominante. (p.64)

Si bien, como ya decía antes, hay evidentes coincidencias entre la Jovencita de Tiqqun y el capital erótico de Hakim, la distancia es también enorme. Mientras Hakim raya en la auto-ayuda, Tiqqun se propone desde el principio «hacer manifiesta» la vacuidad del sujeto alienado, reanudando así una «ofensiva» política: «La figura de la Jovencita es una máquina de visión concebida a tal efecto» (p.19). De este modo, la visibilización de la Jovencita como figura de poder, parte de la crítica al Espectáculo cuyo «centro simbólico» es, según Tiqqun, el deseo. Deseo que agita violentamente la sociedad occidental hoy globalizada, pero que a la vez se ha vaciado de todo sentido y contenido (p.146).

Steve McQueen takes a lunch break during a motorcycle race with Bud Ekins, his friend and stuntman for The Great Escape, 1963. Sigue leyendo

Estándar