«El cuerpo malandro». Artículo en Espacio Abierto (LUZ)

Hace unos meses comenté ―a propósito de la lectura de El Bravo Tuky― que estaba trabajando en un ensayo próximo a publicarse. Esta semana me escribieron de la revista Espacio Abierto. Cuaderno venezolano de sociología para decirme que ya estaba listo el número donde éste fue incluido. El artículo, titulado «El cuerpo malandro. Violencia e identidad masculina en el barrio», es una aproximación a la construcción de masculinidades populares en los barrios venezolanos y como éstas se relacionan con la violencia. En particular, me interesó analizar la dimensión expresiva y simbólica de dicha violencia y, a partir de allí, algunas posibles alternativas para desplazarla a través de políticas públicas que reconozcan el valor de las expresiones culturales de los propios jóvenes. Seguir leyendo “«El cuerpo malandro». Artículo en Espacio Abierto (LUZ)”

¿Por qué está bien no entender?

Por que esta bien no entender

Hace unos días leí una entrevista a Beatriz Sarlo donde la escritora defendía el no entender como «experiencia fundamental» y criticaba los textos que tratan de hacer «digerible» el conocimiento. Estos últimos, además de subestimar la capacidad intelectual del otro, buscan traer a la superficie nociones intrínsecamente profundas, vaciándolas muchas veces de sus contenidos y significados. Leer un libro que debemos releer para entenderlo, nos obliga en cambio a pensar más y mejor acerca de lo que estamos leyendo. El esfuerzo por comprender nos lleva a acercarnos y a acercarlo a nuestra realidad, a lo que antes creíamos entender y dabamos por sentado. Seguir leyendo “¿Por qué está bien no entender?”

A propósito de El Bravo Tuky

A raíz de una entrada reciente de este blog, me invitaron a participar en la presentación de El Bravo Tuky en una librería de la zona donde vivo. Estuvimos Juan Pedro Cámara (uno de sus autores), Paola Soto y yo. Conversamos sobre las identidades de los jóvenes, fundamentalmente en sectores populares, y la construcción de identidades alternativas (como la tuky) a partir de expresiones culturales que reivindican su procedencia (el barrio), pero a su vez toman distancia frente a modelos de masculinidad vinculados a la violencia callejera.

El encuentro fue interesante y entretenido porque pudimos compartir diferentes enfoques sobre un mismo fenómeno. Pero también porque sirvió para visibilizar una realidad proscrita en contextos como en el que nos encontrábamos (Lechería, una zona de clase media alta; fiel reflejo de la fragmentación de nuestra sociedad: una «burbuja», en palabras de Juan Pedro). Sin embargo, hay dos puntos que me gustaría destacar en torno al libro y que ―por falta de tiempo, por descuido o, también, por lo apabullante que aún me resulta hablar delante de un grupo nutrido de personas― no pude tocar en el conversatorio. Seguir leyendo “A propósito de El Bravo Tuky”

Jesús de Miguel y los límites de la curiosidad científica

Hace días estaba buscando material sobre técnicas de investigación cualitativas y me encontré con Jesús de Miguel, un sociólogo español, catedrático de la Universidad de Barcelona, que ha dedicado buena parte de su trayectoria académica al estudio de la autobiografía como técnica de investigación científica.

Busqué alguna página donde descargar el manual que le publicó el Centro de Investigaciones Sociológicas, pero no conseguí ninguna. En cambio me topé con una noticia de 1994 que llamó más mi atención que el resto de artículos y textos propiamente académicos. En ella, colegas y estudiantes de De Miguel lo acusan de «utilizar» las autobiografías que les habría asignado como tarea a estos últimos, para fines distintos a la mera evaluación. Seguir leyendo “Jesús de Miguel y los límites de la curiosidad científica”