Comentarios

El orden natural de Zootopia

Soy como una secretaria venida a más. Yo creo que el Alcalde solo buscaba el voto de las ovejas, pero me regalo esa taza… se siente bien sentirse considerada. (Bellwether)

Zootopia se trata de una coneja llamada Judy Hopps que quiere ser policía. El problema con el que se enfrenta Judy es que, en la civilización animal, las funciones policiales han sido monopolizadas por las especies de mayor tamaño, desde hace tanto tanto tiempo que ya se ha olvidado desde cuándo las cosas comenzaron a operar así. Y es gracias a este olvido que ese monopolio se ha instituido y se reproduce como el “orden natural” de las cosas. Judy debe sobreponerse entonces, no digamos ya los prejuicios de la sociedad en la que vive, sino el orden mismo que la condena “por naturaleza” a no ser más que una conejita rural y a dedicarse al negocio de su familia (sembrar y vender zanahorias en el campo). Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Comentarios

A propósito de El Bravo Tuky

A raíz de una entrada reciente de este blog, me invitaron a participar en la presentación de El Bravo Tuky en una librería de la zona donde vivo. Estuvimos Juan Pedro Cámara (uno de sus autores), Paola Soto y yo. Conversamos sobre las identidades de los jóvenes, fundamentalmente en sectores populares, y la construcción de identidades alternativas (como la tuky) a partir de expresiones culturales que reivindican su procedencia (el barrio), pero a su vez toman distancia frente a modelos de masculinidad vinculados a la violencia callejera.

El encuentro fue interesante y entretenido porque pudimos compartir diferentes enfoques sobre un mismo fenómeno. Pero también porque sirvió para visibilizar una realidad proscrita en contextos como en el que nos encontrábamos (Lechería, una zona de clase media alta; fiel reflejo de la fragmentación de nuestra sociedad: una «burbuja», en palabras de Juan Pedro). Sin embargo, hay dos puntos que me gustaría destacar en torno al libro y que ―por falta de tiempo, por descuido o, también, por lo apabullante que aún me resulta hablar delante de un grupo nutrido de personas― no pude tocar en el conversatorio. Sigue leyendo

Estándar