“Todos somos negros”

"Somos negros, como el futuro de tu puta nación", de Sébastian Dahl (2004)
“Somos negros, como el futuro de tu puta nación”, de Sébastian Dahl (2004)

En 1805, Haití se proclamaba independiente y, en el artículo 14 de su nueva Constitución, declaraba: “Todas las distinciones de color necesariamente desaparecerán entre los hijos de una y la misma familia, donde el jefe del Estado es el padre; todos los ciudadanos haitianos, de aquí en adelante, serán conocidos por la denominación genérica de negros”. Seguir leyendo ““Todos somos negros””

Anuncios

“Caracas heterotópica”

Artículo publicado en el volumen 81 (2019) de la Revista Mexicana de Sociología, revista del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Abstract:

Este artículo analiza las fronteras internas que dividen a Caracas y los imaginarios e identidades que dan sentido a los espacios heterotópicos que la componen. Dichas fronteras se expresan en la distinción simbólica entre “Este” y “Oeste”, urbanizaciones y barrios, que reproduce la jerarquía social y moral dominante. En este contexto, los jóvenes excluidos son producidos como cuerpos fronterizos que articulan la ciudad al tiempo que sintetizan su exterioridad. El carácter heterotópico de Caracas es la materialización de la exclusión simbólica que atraviesa discursos que formalmente se oponen, pero coinciden en la criminalización de la pobreza y de los jóvenes populares.

La identidad gay en Perlongher

El tema de mi tesis de maestría tiene que ver con los procesos de racialización que intervienen en la organización del deseo de hombres gais (en Tijuana). A pesar de que ya antes había leído a Néstor Perlongher, cuando decidí trabajar sobre deseo me lo tomé más en serio y decidí leer El negocio del deseo[*]. En este trabajo antropológico, Perlongher habla apenas en pocos apartados sobre la “raza”, aunque admite su presencia como uno de los “tensores –de atribución de valor y de distribución en el código categorial” que involucra el deseo homoerótico entre michês (prostitutos “machos”) y clientes, en el “gueto paulista” de mediados de la década de 1980. Sin embargo, éste no dejaba de ser, para Perlongher, un tensor secundario, “más ‘oculto’” que, y aparentemente subordinado al, género, la clase y la edad (p.222). Pero si Perlongher le restaba importancia a lo “racial” era porque lo equiparaba a estereotipos biologicistas donde el indicador primero es siempre el tono de piel. Aun así, su planteamiento, tanto en este texto como en otros ensayos, hablaba de una “identidad gay” atravesada por complejos procesos de clasificación y jerarquización social, donde lo “racial”, en un sentido más amplio, opera como condicionante fundamental.

Seguir leyendo “La identidad gay en Perlongher”