Tesis — "deseo gay en Tijuana"

La identidad gay en Perlongher

El tema de mi tesis de maestría tiene que ver con los procesos de racialización que intervienen en la organización del deseo de hombres gais (en Tijuana). A pesar de que ya antes había leído a Néstor Perlongher, cuando decidí trabajar sobre deseo me lo tomé más en serio y decidí leer El negocio del deseo[*]. En este trabajo antropológico, Perlongher habla apenas en pocos apartados sobre la “raza”, aunque admite su presencia como uno de los “tensores –de atribución de valor y de distribución en el código categorial” que involucra el deseo homoerótico entre michês (prostitutos “machos”) y clientes, en el “gueto paulista” de mediados de la década de 1980. Sin embargo, éste no dejaba de ser, para Perlongher, un tensor secundario, “más ‘oculto’” que, y aparentemente subordinado al, género, la clase y la edad (p.222). Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Comentarios

¿Por qué no saben hablar los candidatos a la ANC?

Han pasado tres días desde que el Consejo Nacional Electoral (CNE) diera los primeros resultados de las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y todavía no se tienen resultados “definitivos”. En efecto, si usted entra al sitio web del CNE y trata de acceder a los mismos, el sistema le informará que “en estos momentos estamos actualizando información, en breves momentos estaremos informando“. Están en pdf los resultados referidos a los “pueblos y comunidades indígenas”, pero solo los nombres de los ganadores y sus cédulas de identidad. Nada de números de electores que votaron por ellos como representantes. Por otro lado, un representante de SmartMatic abonó con sus declaraciones a la poca credibilidad del proceso diciendo que “La diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”. Sigue leyendo

Estándar
Comentarios

La Jovencita en Tiqqun (capital erótico y Ramos Allup)

No hay edad para verse afectado de juvenilitud, ni sexo que prohíba agregarse una piel de feminitud. (p.34)

LA JOVENCITA shelley-alexis-duvall-houston-7-luglio-1949

El impulso androcéntrico quizá nos lleve a pensarlo como un personaje exclusivamente femenino; sin embargo, la Jovencita no es una figura sexuada. El concepto aparece en el primer número de Tiqqun y hace referencia al «chulito de discoteca» tanto como a la single metropolitana workaholica; a la pequeña burguesa americanizada y su «familia de plástico», al «homo conectado-hinchado-empaquetado del Marais». La Jovencita somos todos, dice Castro Rey. Sigue leyendo

Estándar
Comentarios

Juvenicidio y clasismo en Venezuela

Cuando ese estado de guerra contra los pobres y los jóvenes cese por fin, la anarquía prefigurada por el delincuente juvenil tal vez ya no será necesaria. (Matza, 2014, p.33)

En enero de 2014, el Presidente Nicolás Maduro declaró ese año el año de la juventud venezolana, como conmemoración del bicentenario de la Batalla de La Victoria. Un mes más tarde, el 12 de febrero (día de la juventud), comenzaron una serie de protestas callejeras que dejarían más de cuarenta personas muertas y miles detenidas. En mayo del 2015, dos homicidios impactaron la opinión pública nacional: el de Conan Quintana (dirigente estudiantil) y el de un muchacho dentro de la UCV. Todas estas muertes emblemáticas coinciden en el hecho que las víctimas son personas «jóvenes».

Más allá de las ambigüedades (sociales, culturales) implicadas en lo que significa «ser joven», en Venezuela la ley que rige esta materia establece que «se consideran jóvenes a las personas naturales, correspondientes al ciclo evolutivo de vida entre las edades de quince y treinta años» (Ley para el Poder Popular de la Juventud, 2009, Art.2). Entonces, sea de mano de la delincuencia, por «resistencia a la autoridad», en enfrentamientos o en razzias y operativos, a diario son asesinados en nuestro país más y más jóvenes. No parece impertinente, por lo tanto, hablar de una situación favorable para el «juvenicidio» que, además y como en otros contextos, tiende a cobrar la vida de los más sujetos vulnerables. Sigue leyendo

Estándar